domingo, 2 de junio de 2013

La minería se frena por la caída de los precios

2 JUN 2013 00:00h

LA INDUSTRIA SE CONCENTRA A NIVEL GLOBAL

La baja de los valores, tanto de minerales preciosos como industriales, frena inversiones y se postergan proyectos de alto riesgo o baja rentabilidad. Los especialistas anticipan la desaparición de empresas medianas y chicas.

Por CARLOS BOYADJIÁN  ESPECIAL PARA CLARIN

La incertidumbre parece ser hoy el imperativo en los directorios de las principales multinacionales mineras. La desaceleración de la economía china y su consecuente menor demanda de metales industriales, sumado a que Europa está cada vez más estancada y Estados Unidos no despega, han impactado en los precios de los metales y puesto en duda inversiones. Al mismo tiempo, el sector tiende a concentrarse y se postergan proyectos de alto riesgo o baja rentabilidad.
Al cierre de esta edición, el oro cotizaba a 1.393 US$/onza, una caída del 16,85% en lo que va de 2013. Además, si el oro terminara el año a menos de 1.675 US$/onza, algo que hoy parece muy probable, sería el primer retroceso anual desde 2000. La plata, por su parte, se desplomó desde enero un 74,65% y el cobre cae 8,31%. Los precios de otros metales industriales (aluminio, estaño, níquel, plomo, zinc) también se mueven en terreno negativo en lo que va del año, oscilando entre 11% y 14%. Así, la ecuación económica que justificaba millonarias inversiones en exploración y producción, ya no es la que era.
En América Latina, la región más dinámica en exploración minera estos años, cambios en los marcos normativos y regulaciones desincentivan las inversiones. Casos paradigmáticos son el abandono de Potasio Río Colorado por parte de la brasileña Vale en Malargüe (Mendoza) y la suspensión parcial del megaproyecto Pascua-Lama (Chile-Argentina), el primer proyecto binacional de explotación de oro, que empezaría a operar en 2014. En abril una corte chilena ordenó a Barrick Gold suspender las obras en Pascua, atendiendo reclamos ambientales.
Concentración Un informe de Pedersen & Partners (P&P), presentado en la PDAC 2013, la mayor convención de exploración minera a nivel global, consigna que tras cuatro años turbulentos en la economía mundial, las perspectivas este año para la minería “son bastante impredecibles”. El documento agrega que hoy “el ambiente general parece ser el de un optimismo muy cauto”, aunque los últimos sucesos en Europa “hayan generado una gran preocupación en el sector”.
Para este año el estudio pronostica “claros indicios de que se producirá un incremento de la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector y de que los principales actores aumentarán las desinversiones para concentrarse en las materias primas básicas”. El 80% de las mineras consultadas por P&P dicen que “es probable que las fusiones y adquisiciones formen parte de su estrategia durante 2013”.
El caso más reciente es la fusión de los gigantes anglo-suizos Glencore y Xtrata, tras quince meses de duras negociaciones. Se conformó así uno de los mayores grupos mineros del mundo, con una capitalización bursátil de US$86.000 millones y un potencial volumen de negocios de US$220.000 millones, más de la mitad del PBI argentino. En contraste, P&P estima que “muchas de las pequeñas empresas mineras con valor de mercado inferiores a US$10 millones no sobrevivirán en el próximo año”.
Pero no todas son malas. Un informe de Ernst & Young asegura que “América Latina ofrece enormes oportunidades para el sector, como una región que aún no ha sido sometida a gran exploración”. Pero añade que “la regulación y legislación local y regional pueden ser grandes desafíos, junto a las necesidades de infraestructura, lo que ha ralentizado la inversión”. Pese a esto, el informe destaca que “las oportunidades son demasiado grandes como para ignorarlas”.
Las proyecciones, no obstante, difieren según los países. El capítulo referido a Latinoamérica apunta que Perú, México, Chile y Colombia están hoy en el radar de los inversionistas mientras que “algunos países de América Latina, especialmente Argentina, Venezuela, Bolivia y Ecuador, son reacios a aprobar proyectos de compañías multinacionales y buscan obtener el control de sus recursos naturales”
__________

No hay comentarios: