jueves, 21 de noviembre de 2013

Más de 190 países negociarán en Varsovia acuerdo sobre cambio climático

En estos tiempos se seduce con el corazón, pero hay que saber
elegir a quien. En estos tiempos es mejor querer solo con la cabeza
 y con los pies bien puestos sobre la tierra. 

PARÍS.- El objetivo es lograr que, en la gran cita de París dentro de dos años sobre el cambio climático, se selle un acuerdo para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero  (GEI) lo suficientemente ambicioso que permita que las temperaturas no suban más de 2ºC con respecto a la era preindustrial, después del fracaso en Copenhague en el 2009.

“Debemos actuar ahora”  contra el cambio climático y “Varsovia tiene que demostrar que hemos comprendido el mensaje”, dijo recientemente la responsable del clima de la ONU, la costarricense Christiana Figueres.
 Desafíos gigantescos
Es una negociación extraordinariamente difícil”, según el embajador para el clima de Francia, Jacques Lapouge.

Hay casi 200 países que tienen que decidir por consenso sobre desafíos de competitividad, poder, principios, un lugar en la gobernanza mundial que son absolutamente gigantescos”.

 Por decisión de la conferencia de Durban en el 2011, en el acuerdo del 2015 todos los países tendrán que comprometerse, a diferencia del protocolo de Kyoto que sólo afectaba a los países industrializados, y ser legalmente vinculante.

Las discusiones se anuncian arduas en lo que respecta al grado de vinculación legal del texto, un asunto particularmente sensible para los estadounidenses que son muy reticentes a ratificar un tratado internacional.

Otro punto de fricción es el grado de compromiso que están dispuestas a asumir las economías emergentes, que enarbolan su derecho al desarrollo y la responsabilidad de los países industrializados en el calentamiento del planeta.

Aunque no se espera ninguna decisión definitiva en la capital polaca, “es importante que logremos allanar las divergencias y tener mayor claridad sobre lo que las partes tratarán de obtener en París”, dice Alden Meyer de la ONG estadounidense Union of Concerned Scientists.
Bases del ambicioso acuerdo
La comunidad internacional se comprometió en la conferencia de Durban del 2011 a adoptar en el 2015 un acuerdo global legalmente vinculante también para los mayores contaminadores como China o Estados Unidos, para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero que entraría en vigor a partir del 2020.

No hay comentarios: